¿Cómo quitar los granos de la espalda? Todos los consejos

¿Problemas de granos en la espalda? ¡Tenemos la solución para ti!

Granos. Espinillas. Pústulas. El acné es la afección cutánea más común en los individuos.

¿Cómo quitar los granos de la espalda? Todos los consejos

Suele darse, con mayor frecuencia, en la etapa de la adolescencia como consecuencia del desajuste hormonal.

Sin embargo, la sufren hombres y mujeres de manera indistinta e independientemente del rango de edad en el que se encuentren. 

En líneas generales, son más propensos a desarrollarla aquellos que poseen una dermis clasificada como mixta o grasa.

Esto se debe a que las posibilidades de obstrucción de los poros son mayores -como consecuencia de la acumulación del sebo, sudoración y suciedad- lo que provoca que la piel no realice una correcta transpiración y renovación celular. 

El acné puede darse o aparecer en cualquier zona de la dermis.

Las áreas más comunes suelen ser el rostro, los brazos, las piernas, el escote y, por supuesto, la espalda.

Esta última zona es una de las más propensas a sufrir estas imperfecciones cutáneas.

El motivo es muy simple: esta área está recubierta de un gran porcentaje de glándulas sebáceas, responsables de la producción de grasa, lo que provoca la ya menciona obstrucción de los propios poros. 

Asimismo, es una de las más dificultosas de tratar como consecuencia del alcance y la posición en la que se encuentran.

No obstante, existe una amplia variedad de consejos y de tratamientos, para eliminarlos de la manera más eficaz.  

Pese a ello, es importante conocer a qué se debe su aparición -más allá de las glándulas sebáceas- para así reducir las probabilidades de futuras apariciones y saber cómo eliminarlos de la manera más eficaz.

Por qué sale acné en la espalda

La aparición de granos en esta área lumbar o en cualquier zona de la dermis está relacionada a diversas causas como, por ejemplo:

Asimismo, la espalda es el área donde menor transpiración se produce.

Esto se debe a que esta zona suele estar cubierta por telas o prendas que, en general, son oclusivas. Lo que provoca que no se realice una renovación cutánea correcta.

Además, el propio roce con la ropa puede fomentar su aparición. 

Consejos para quitarlos granos de la espalda

Según las causas citadas, se puede seguir una serie de pautas y trucos rápidos para reducir las posibilidades de aparición en la espalda.

Más allá, de utilizar prendas transpirables o de mantener una correcta higiene, se recomienda:

Realizar una exfoliación una o dos veces a la semana

A través de este proceso se promueve una limpieza mayor de los poros; ya que se eliminan las posibles impurezas o restos cutáneos. 
 Para llevar a cabo este proceso te recomendamos utilizar un exfoliante corporal que no irrite o sea muy agresivo en la dermis, es decir, que no suscite el efecto contrario.

Para ello, puedes utilizar el exfoliante de Akento, un cosmético totalmente natural que ayuda a exfoliar y limpiar de posibles impurezas la dermis.

Asimismo, con su uso se fomentan los niveles de colágeno y elastina de la piel que promueven la regeneración cutánea.

A través de movimientos circulares en el área lumbar; con ello, eliminarás la posible acumulación de células muertas estimulando su renovación. 

Con su uso, se reducen las posibilidades de sufrir acné en el área lumbar. 

Hidratar la espalda

Para reducir la producción de las glándulas sebáceas es importante que el área se encuentre nutrida.

Para ello, puedes recurrir a tu crema hidratante habitual. Eso sí, procura que no engrase en demasía el área. 
 Si, por otro lado, ya padeces acné en la espalda puedes eliminarlo de manera eficaz con dos tipos de remedios: los estéticos y los caseros.

Utilizar algún cosmético específico

A la hora de escoger productos es importante detenerse en la lista de componentes que lo conforman.

Aquellos que posean un alto porcentaje de zinc, ácido salicílico o ácido glicólico, poseen una alta efectividad para tratarlos o erradicarlos. 

Estos ingredientes se encargan de prevenir y tratar las posibles inflamaciones cutáneas.

Asimismo, promueve la regeneración celular, eliminando la acumulación de piel muerta.

Son muy eficaces en las pieles mixtas o grasas porque promueven la regulación del sebo de la piel.

Eso sí, hay que recordar que todos los tratamientos requieren de una continuidad para garantizar unos resultados óptimos. 

Por la facilidad que presenta su aplicación, en formato spray, te recomendamos que recurrir a la loción de Azelac de Sesderma.

Esta producto está ideado especialmente para tratar de manera eficaz el acné de la espalda.

Con su uso, calmarás las posibles irritaciones y, con ello, regularás el exceso de sebo.

Está constituido por dos ingredientes claves: el ácido azelaico y el salicílico que destacan por su capacidad reguladora y bactericida.

Otros de los productos que destacan por su eficacia son los discos monodosis impregnados de ácido glicólico.

Estimulan la propia regeneración cutánea y, además, estimula una correcta cicatrización de la marcas de acné. 

Recurrir a los remedios caseros

Aunque posean una eficacia menor, se pueden utilizar de manera puntual algún tratamiento o mezcla casera para paliar su aparición.

Siguiendo esta líneas, se puede recurrir a los cítricos, que destacan por su capacidad antioxidante, que puedes mezclar con un yogurt natural, rico en ácido láctico, creando una crema homogénea que actúe unos minutos y, después, retirarla con abundante agua. 

La miel, caracterizada por su capacidad antibacteriana, ayuda a evitar posibles infecciones y fomentará la cicatrización de los posibles brotes. 

Todos estos consejos te ayudarán a quitar esos indeseables granos de la espalda para que puedas lucirla sin temor.