Esto es todo lo que debes hacer para prevenir las estrías durante el embarazo

Uno de los efectos más temidos de quedarte embarazada son las estrías. ¿Quieres saber cómo prevenirlas durante el embarazo? Estás en el lugar adecuado.

Es una época milagrosa y tu cuerpo está haciendo algo increíble, creando vida. Sin embargo, con ese crecimiento vienen las temidas estrías.

Esto es todo lo que debes hacer para prevenir las estrías durante el embarazo

Algunas mujeres las evitan (¡felicidades!) y otras obtienen más de las que querían. La buena noticia es que hay algunas cosas que puedes hacer durante el embarazo para evitarlas, o al menos, minimizar su gravedad.

¿Qué son las estrías?

Clínicamente conocidas como striae gravidarum, las estrías son finas líneas y planas que pueden aparecer en la piel durante la gestación.

Son tan habituales que algunos estudios informan que hasta el 90% de las mujeres encinta desarrollan estas características marcas en algún momento desde la concepción hasta el parto.

Generalmente tienen un aspecto rojizo o violáceo que luego se va desvanecendo hasta adquirir un color pálido o plateado.

Con el tiempo verás que pueden prácticamente desaparecer, o permanecer claramente visibles, principalmente dependiendo de su tamaño.

Las áreas más habituales donde se desarrollan las estrías son el abdomen, los senos, las nalgas y los muslos.

¿Qué las causa?

Durante la gestación, las estrías se producen cuando la piel crece rápidamente para acomodar al feto y la grasa extra se almacena alrededor del cuerpo.

La "marca" se crea en realidad en la capa media (la dermis) de la piel, ya que se estira continuamente durante un período de tiempo relativamente corto.

La tensión continua del estiramiento puede hacer que las fibras de tejido se descompongan, y esta descomposición es visible en la capa superior de la piel (la epidermis).

Básicamente, el estiramiento durante el embarazo puede causar pequeños desgarros en la piel. Estos pequeños desgarros terminan formando cicatrices o "estrías".

Además de esta causa física, la investigación revela que también influyen factores genéticos, hormonas relacionadas con el embarazo y el estrés en las capas de la piel durante la preñez.

Los medicamentos y las afecciones médicas también pueden aumentar la probabilidad de que aparezcan estrías.

Las aplicaciones tópicas como cremas y lociones que contienen corticoides son un factor común que contribuye a la aparición de estrías, al igual que las píldoras y otras formas de esteroides orales.

Las afecciones médicas que pueden favorecerlas incluyen el síndrome de Cushing, el síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de Marfan.

Aunque comúnmente se piensa que las estrías son una preocupación física o estética, lo cierto es que pueden causar picor y molestias psicológicas que afectan a la calidad de vida.

Por eso la prevención es tan importante. Y eso es lo que vamos a analizar ahora: los métodos que puedes poner en práctica para que no te salgan estrías mientras estás esperando.

Cómo prevenir las estrías durante el embarazo

Hidrata la piel con productos de calidad

Muchas mujeres afirman que la hidratación diaria con una crema antiestrías les ha ayudado a mantener su piel flexible e hidratada, algo que aumenta su potencial de estiramiento.

Y esto es totalmente cierto. A veces, la hidratación por sí sola es suficiente para mantener alejadas las estrías.

Pero los hidratantes sólo actúan sobre la capa exterior, así que no olvides tomar medidas adicionales para mejorar la elasticidad también a través de la dieta.

Cuando busques una crema antiestrías, busca un producto que contenga ingredientes naturales de origen vegetal.

Te interesará: Cuál es la mejor crema antiestrías

Algunos de los ingredientes beneficiosos a tener en cuenta son:

Sigue una dieta saludable

Seguir una dieta saludable y equilibrada te ayudará a mantener tu peso en primer lugar, lo que ya es un primer paso para prevenir la aparición de estrías.

También te proporcionará toda la nutrición que necesitas para reparar las marquitas que puedan haberse desarrollado.

Una buena dieta debe ser rica en granos enteros, frutas, verduras y proteínas magras variadas, lo que generalmente te permitirá mantener una piel saludable.

Por ejemplo, las proteínas contienen colágeno, que es una proteína necesaria para la reparación de la dermis. Esto ayudará a mantener la elasticidad y a retener la humedad necesaria para minimizar las estrías.

Los ácidos grasos omega-3 también son beneficiosos para la piel y se encuentran en los pescados grasos como el salmón, el atún y las sardinas.

El zinc es otro nutriente que es bueno para la dermis. Si tienes una deficiencia de zinc, entonces puede obstaculizar la capacidad de tu cuerpo para producir el colágeno y los antioxidantes adecuados.

Para evitarlo, debes incluir en su dieta alimentos ricos en zinc como huevos, pollo, frutos secos y avena.

Las verduras que pueden ayudar a tu cuerpo a reparar las cicatrices incluyen aguacates, pimientos, brócoli, pepinos y tomates.

Cualquier tipo de vegetal de hoja verde es también una buena opción para mantener la salud dérmica. Las mejores frutas para minimizar las estrías incluyen los arándanos, los melones y las naranjas.

Las legumbres como las lentejas y los guisantes también deberían formar parte de tu dieta.

Mantén una correcta hidratación

Es esencial mantenerse completamente hidratada para tener una buena salud en general, pero es especialmente importante para la salud de la piel.

El agua ayuda a que la piel sea más flexible y elástica, lo que puede ayudar a prevenir las estrías.

También permite que el cuerpo queme la grasa de manera más eficiente, lo que conduce a una pérdida de peso más rápida.

Deberías beber unos 2 litros de agua al día, incluso si no haces actividad física.

También debe evitar la exposición al sol, que puede deshidratar tu piel y hacer que las estrías sean más visibles. Es especialmente importante cubrir las áreas en las que ya tienes estrías mientras estás en la calle.

Practica algo de ejercicio

El ejercicio puede ayudarte a mantener un peso saludable, tanto antes como después del parto, lo cual es esencial para evitar que se desarrollen más estrías.

El ejercicio también oxigena los tejidos y ayuda a curar más rápidamente y a desarrollar el músculo, que puede tensar la piel abdominal floja.

Lo recomendable es hacer al menos 150 minutos de ejercicio a la semana, o unos 30 minutos cinco días a la semana, aunque todo debe depender de cómo te encuentres.

Las caminatas y el yoga son excelentes formas de desarrollar los músculos del vientre, las caderas y los muslos.

Exfolia la piel regularmente

La exfoliación es el proceso de eliminar las células muertas de la superficie de la piel. Y esto ayuda a promover la cicatrización de las capas más profundas donde se forman las estrías.

Para ello, puedes utilizar un exfoliante corporal al menos una vez por semana. Aplica el exfoliante en una esponja, un cepillo o en tu mano y frótalo sobre la piel con un movimiento circular.

Relájate y controla el estrés

Las hormonas como el cortisol se liberan durante los momentos de estrés, lo que retrasa el proceso de curación.

Por lo tanto, la relajación es una parte esencial de cualquier régimen destinado a reducir la aparición de estrías.

Cómo lo hagas es algo muy personal, pero puede incluir escuchar música, leer un libro, respirar profundamente o simplemente meditar. Lo más importante es programar tiempo para una mismo cada día.

Te interesará: Masajeadores para la celulitis ¿de verdad funcionan?

Ponte hielo

Las estrías pueden hincharse e inflamarse mientras se curan, haciendo que se vean peor de lo que normalmente se ven.

El frío puede ayudar a aliviar esta hinchazón e inflamación aplicando una compresa fría o hielo en la zona afectada.

Haz tu propia compresa fría colocando cubos de hielo en una bolsa con cierre y envuélvela en un paño fino para evitar que el hielo toque directamente tu piel.

Sostén la compresa fría en la zona con estrías durante un máximo de 10 minutos antes de moverla a otra área.

Repite este proceso en todas las áreas con estrías hinchadas o inflamadas. Reemplaza el hielo derretido según sea necesario.

En resumen

Las estrías pueden ser inevitables en algunos casos debido al rápido crecimiento del vientre durante el embarazo y la genética.

Pero si pones en práctica estas estrategias de prevención, es muy posible que puedas reducir la posibilidad de que e produzcan más marcas, o incluso de eliminarlas por completo.

Y si aún así acabas teniendo rayas, puedes utilizar varios tratamientos y cosméticos para lograr desvanecerlas del todo, como las cremas antiestrías o el peeling químico.

Ahora que ya sabes cómo prevenir las estrías durante el embarazo, cuéntaselo a todas tus amigas que están esperando.