Cómo eliminar la celulitis de piernas y glúteos

Celulitis, piel de naranja, “hoyuelitos” indeseados… existen decenas de referencias hacia esta afección que ha llegado, sin previo aviso, a tus muslos y/o glúteos dispuesta a quedarse. Hoy te contamos cómo puedes eliminarla.

Cuántas veces habremos oído que cuando aparecen esos bultitos y hoyitos en la dermis, por primera vez, no van a desaparecer jamás.

Cómo eliminar la celulitis de piernas y glúteos

Bien, déjanos decirte que existen muchos factores a tener en cuenta a la hora de tratar y prevenir su aparición, pero la clave está en establecer una correcta identificación de las causas para eliminarla de manera eficaz.

¿Qué es la celulitis?

Como se suele decir el conocimiento es saber, por ello, lo primero es establecer qué es y qué la causa, para así saber tratarla.

Esta afección, denominada lipodistrofia ginecoide (comúnmente denominada piel de naranja), es una modificación de la piel producida por una acumulación de grasa, líquido y toxinas en el tejido subcutáneo, lo que provoca la aparición de esos pequeños pliegues visibles en la piel.

¿Por qué? Debido a que el organismo es incapaz, pese a todos sus procesos y metabolismos, de absorber grandes cantidades de estas sustancias acumuladas, que no cesan de aumentar.

¿Cuál es la causa?

Por regla general, estos “hoyuelitos” suelen aparecer en las zonas del cuerpo que más tejido adiposo, -es decir, grasa- tiene. Como es el caso de los muslos y los glúteos.

Áreas que, sobre todo en verano con el uso de bañadores y bikinis, pueden llegar a acomplejar a quién lo sufre. No obstante, recalcar que es algo natural.

Una afección que la mayoría de mujeres -y en menor porcentaje hombres- padece y que, desde luego, no es nada de lo que nadie tenga que avergonzarse.

Existen decenas de factores que influyen en su aparición como la propia genética, un desequilibrio hormonal, la alimentación, la falta de ejercicio… y, es muy importante, para tratarla y eliminarla conocer qué la causa.

Entre los desencadenantes de su aparición resalta, como ya se ha mencionado, los cambios hormonales. Un alto porcentaje de quien lo sufre suele estar embarazada o pertenecer a la adolescencia, dos etapas donde las hormonas están revolucionadas.

Llevar una vida sedentaria o utilizar una ropa muy ajustada. Dificulta la circulación sanguínea por el cuerpo, provocando que el metabolismo esté menos activo y, por tanto, se produzca una eliminación menor de las grasas.

O seguir una alimentación con alto contenido en sodio, sustancia que promueve la retención de líquidos.

En menor grado, destacan otros factores menos comunes como el estrés, que fomenta la liberación de cortisol, responsable de los depósitos de grasa del organismo.

¿Se puede prevenir?

Algo útil es detectar cuando se va a producir esta alteración de la dermis; la piel de naranja no aparece de un día para otro en tus muslos y glúteos, sino que es un proceso lento.

Al principio, notarás una sensación de pesadez en las piernas, las notarás menos elásticas; fruto, por ejemplo, de una falta de movimiento o ejercicio.

Poco a poco, irás percibiendo un pequeño dolor o presión en dichas zonas al caminar o subir escaleras.

Asimismo, percibirás como las estrías y las varices aumentan en dichas zonas y, tiempo después, aparecerán los temidos pequeños cráteres en tu dermis.

Este tipo de modificación del tejido dérmico es un proceso progresivo que, si no se para a tiempo, irá extendiéndose e intensificando su propia profundidad.

Por eso mismo es importante conocer qué métodos y tratamientos puedes aplicar en tu día a día para hacerla desaparecer y no volver a sufrirla.

Métodos para su eliminación

Como has podido leer, existen decenas de factores que propician la aparición del indeseado acabado de piel de naranja. Aunque, sería maravilloso poder frenar su aparición a tiempo, la realidad es que no es tan fácil.

Por eso mismo, es mejor optar por conocer y probar una serie de cosméticos, tratamientos o remedios caseros que nos ayudarán a eliminarla con gran eficacia.

El poder de la cosmética

Hoy en día, existe una infinidad de productos que han sido diseñados con la finalidad de frenar y paliar esta afección cutánea, la realidad es que no son tan efectivos como nos gustaría.

Para dar con un producto realmente idóneo es importante saber qué componentes o ingredientes lo constituyen y en qué proporción.

Por ejemplo, no es lo mismo que un determinado producto tenga un 1% de carnitina -un reductor de grasa natural- que un 70 %. Claramente, cuanta mayor sea la proporción, más eficaz va a resultar dicho cosmético.

Asimismo, cuanto mayor sea el porcentaje de componentes de origen natural, más eficaz será y, además, evitarás irritaciones o alergias que producen determinados componentes artificiales.

Siguiendo esta última aportación, te recomendamos que busques activos capaces de eliminar la acumulación de grasas cutáneas como, por ejemplo, la alga focus, la cafeína o la teína.

Mientras que el karkadé -más conocida como infusión de hibisco- es idónea para evitar una gran acumulación de grasa en el tejido.

Existe una amplia variedad de cosméticos, pero hay uno que destaca (por su efectividad y resultado inmediato) por encima del resto: la crema de Akento Cosmetics.

Este producto, que tiene un bajo nivel de conservantes, combate la piel de naranja en todas sus etapas. Desde que empiezas a sentir ese cosquilleo en las piernas y glúteos, hasta cuando empieza a sobresalir.

No importa, la crema de Akento la combate de manera espectacular, reduciéndose de manera progresiva. La puedes utilizar tanto por el día, como por la noche.

En el primer caso, notarás como la inflamación se va reduciendo mientras la circulación mejora y, en el segundo, habrá una mayor producción de colágeno; lo que se traduce en una renovación de la piel.

Con su aplicación (siguiendo el método de pinzado-rodado) conseguirás romper los nódulos adiposos y, con ello, aumentar la efectividad de esta crema. Y, recuerda, que este tipo de tratamientos requiere de una continuidad para que, realmente, sean efectivos.

Si te interesa, aquí puedes encontrar las mejores cremas anticelulíticas del momento

Remedios caseros

La crema de Akento es una maravilla. No obstante, en ocasiones, acabamos decantándonos por remedios caseros para combatir la aparición de esos “hoyuelitos” en glúteos y piernas.

Estos tratamientos suelen ser en su mayoría mascarillas o exfoliantes naturales que estimulan su eliminación.

Puedes optar por mezclar la piel de una naranja o limón -mejor si está rayada- con avena molida y yogur, esta crema homogénea que aplicarás en tus glúteos y muslos te ayudará a eliminar la piel muerta y estimula una regeneración cutánea.

O, si buscas un efecto reductor, puedes mezclar unas cucharadas de aceite de oliva con el jugo de un limón y aplicar con movimientos envolventes en las zonas afectadas.

Si buscas conocer más, seguro que este artículo te interesa:¿Celulitis? Deshazte de ella con estos remedios caseros

Tratamiento médico-estético

Si has probado tanto la crema de Akento, como múltiples remedios caseros, y sigues notando una leve celulitis que, por mucho que quieras eliminar, no lo consigues; tranquila, puedes recurrir a diferentes tratamientos estéticos.

Por ejemplo, uno de los remedios más conocidos son las ondas de choque que consiste en la vibración de los tejidos aportando una mayor elasticidad y una quema mayor de las células adiposas.

O, si por el contrario, has conseguido paliar la celulitis y buscas que no se vuelva a producir: el lipoláser, es tu respuesta.

Se basa en la eliminación de zonas localizadas en áreas corporales. Una técnica muy eficaz para prevenir la piel de naranja en glúteos y muslos que es donde, por inercia, suele aparecer más.

Te interesará: Masajeadores para la celulitis ¿de verdad funcionan?

Conclusión:

La celulitis es una afección que muchas tenemos. Recuerda: lo importante es encontrarse y sentirse bien con uno mismo la tengas o no.

No obstante, el cambio de rutinas y alimentación, aplicar algunos remedios que te hemos dado y una actitud positiva te ayudarán a combatirla de manera eficaz.

Si sigues todos estos consejos, conseguirás eliminar tu celulitis de tus piernas, glúteos, y cualquier zona de tu cuerpo fácilmente. ¡Mucho ánimo!